Big Data, Microtargeting y sus probables orígenes

Si en ocasión, prestamos atención a la distribución de los productos que las grandes cadenas de supermercados minoristas disponen en sus góndolas, asumamos con plena certeza que no se trata de una práctica azarosa o carente de fundamento. Muy por el contrario, desde hace muchos años los supermercados, han almacenado minuciosos registros de todas sus ventas, logrando conformar voluminosas bases de datos. Estas han gondolassido utilizadas por evolucionados sistemas informáticos, para extraer patrones y conductas de los consumidores; permitiendo elaborar distribuciones planificadas de sus góndolas, propuestas de ofertas, programas de fidelización, ubicación próxima de productos sin razón aparente – famoso caso de pañales y cervezas – entre otras varias medidas.

Conceptualmente se trataba del  “Data Mining” y el “Big Data”, mucho antes que la industria de las tecnologías de información los designara como tal. Las tarjetas de descuento o fidelización permitieron realizar ajustes aún más finos y aplicarlos a iniciativas de difusión o publicidad orientada.

Meta S. Brown, en su último artículo en la edición digital de la revista Forbes, expresa que las Campañas Políticas han tomado “lecciones” de los grandes volúmenes de datos que manejan los supermercados, como son: recopilar información sobre los individuos, y luego usarlo para enviar mensajes personalizados a los futuros votantes, técnica denominada “microtargeting“.

La mayor parte de esos datos de la campaña proviene de las encuestas, realizadas por profesionales o voluntarios que se acercan a los votantes con diferentes preguntas. En un principio, estas preguntas pueden ser muy generales, dirigidas a grupos amplios. Al Iniciar una campaña, es posible que simplemente se hagan preguntas por la intención de voto a favor de un candidato o qué aspirante tendría la mejor oportunidad de derrotar al actual gobernante. Con el transcurso de las mismas, las preguntas podrían dirigirse a grupo más específico y a temas más orientados, a madres por ejemplo. A medida que el proceso continúa, los grupos de votantes hacen más estrechos y las preguntas más detalladas y específicas.

La información precisa y orientada, no alcanzará por sí misma, para captar votos de un candidato cuyos mensajes no resultan atractivos. Sin embargo, una adecuada recolección y análisis de estos, permitirán orientar las campañas políticas haciéndolas más atractivas, a un grupo específico de votantes e incluso a individuos, con los temas y posiciones específicas de los candidatos.

Para conocer más sobre Microtargeting , le sugerimos leer Desentrañando el Microtargeting aplicado a una Campaña Electoral.

Si está interesado en llevar a la práctica una estrategia de microtargeting, contáctenos.

Juan Coronel
Director de EQL Microtargeting
info@eql.com.ar * 221-632-7722

Esta entrada fue publicada en Microtargeting y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.